Las Cofradías

 

La primera referencia a una cofradía de San Lorenzo en tierras oscenses es del año 1223, momento al que corresponde igualmente la mención más antigua de una iglesia de San Lorenzo en Huesca. De esta cofradía, sin embargo, no volvemos a tener noticias.

A cambio, en las décadas siguientes se fundaron dos cofradías del santo que siguen existiendo en la actualidad. Cada una nació además en una de las dos “sedes” históricas de las tradiciones laurentinas oscenses: Loreto y la propia ciudad de Huesca. La cofradía de San Lorenzo de Loreto se fundó, en concreto, hacia 1240 y la de San Lorenzo de Huesca en 1283.

 

Cofradía de San Lorenzo de Loreto

 

Loreto era en los siglos XII y XIII un pequeño pueblo próximo a la ciudad, cuyo iglesia estaba dedicada a san Lorenzo. Los templarios crearon en Loreto una encomienda y un señorío. La iglesia, sin embargo, no dependía de ellos sino del castillo-abadía de Montearagón. En el siglo XIV, con la crisis bajomedieval, el pueblo de Loreto quedó despoblado, y al mismo tiempo desapareció la orden del Temple, con lo que las tierras de Loreto quedaron integradas en los términos de Huesca. La iglesia de San Lorenzo, que fue lo único que sobrevivió, siguió dependiendo de Montearagón hasta 1571. En los siglos XIV y XV nacieron las tradiciones que situaban en Loreto el nacimiento de san Lorenzo y de su hermano gemelo san Orencio y las tumbas de los padres de ambos, san Orencio y santa Paciencia.

La cofradía de San Lorenzo de Loreto fue fundada por algunos ciudadanos de Huesca hacia 1240. De ella se conserva un excepcional “rolde” con documentación de los siglos XIII y XIV: son ocho pergaminos cosidos, que totalizan más de cuatro metros de longitud, enrollados en torno a un eje de madera, a la manera de los rollos de la Anrigüedad clásica. En los estatutos en aragonés de la cofradía, fechados hacia 1330, se encuentra la mención más antigua a las tumbas de los padres de san Lorenzo en Loreto.

En el siglo XV se fundó, también en Loreto, una cofradía de los santos Orencio y Paciencia. En esta época, por otra parte, la antigua cofradía de San Lorenzo de Loreto se había unido con la cofradía de San Vicente del Sepulcro. Esta cofradía doble, dedicada a los dos patrones de Huesca, perduró varios siglos, hasta su desaparición final, ocurrida seguramente en el siglo XIX.

La cofradía de San Lorenzo de Loreto ha sido refundada hace pocas décadas.

Cofradía

 

Cofrafía de caballeros de san Lorenzo

 

La cofradía de San Lorenzo de Huesca, instituida en la iglesia del mártir en la ciudad, nació en el año 1283. Su libro más antiguo, con documentación desde el momento de la fundación de la cofradía hasta el siglo XVII, ha reaparecido recientemente tras llevar más de un siglo en paradero desconocido. Se encontraba, con signatura antigua pero falto de catalogación, en el fondo antiguo de la Biblioteca Pública, y han sido los trabajos de digitalización de sus manuscritos llevados a cabo por el Gobierno de Aragón los que han permitido identificarlo.

En dicho libro está recogida asimismo la donación por el rey Jaime II de Aragón, el 10 de agosto de 1307, de una reliquia del dedo de san Lorenzo que se conserva todavía en la basílica laurentina.

En el siglo XVIII se fundó en Huesca una segunda cofradía del santo, llamada Cofradía y hermandad general de devotos de san Lorenzo. En 1962, la cofradía medieval de san Lorenzo de Huesca y esta del siglo XVIII se unieron en una sola, con el nombre de Cofradía de caballeros de san Lorenzo.

Descarga nuestra App y síguenos en:

Área de Fiestas - Ayuntamiento de Huesca
Centro Cultural Manuel Benito Moliner (antiguo Matadero) - Avda. Martínez de Velasco, 6. - 22005 HUESCA
Tel. +34 974 292 130 - E-mail: fiestas@huesca.es