Saluda del concejal de Fiestas - Fiestas de San Lorenzo

Ruta de navegación

Aplicaciones anidadas

Saluda concejal de Fiestas

Saluda concejal de Fiestas

Queridos y queridas vecinas:

Me dirijo a todos vosotros por primera vez como concejal de fiestas, con alegría, con ilusión y con respeto.

Nunca imaginé cuando hace algunos años estaba el día 9 de agosto al mediodía en la plaza de la Catedral, frente al ayuntamiento, esperando el inicio de una semana festiva, mirando al balcón a la espera de que lanzaran el cohete, que la alegría que vivía en esos momentos algún día la sentiría, de forma más serena, desde ese balcón al que dirigen sus miradas peñistas, vecinos y forasteros.

Lo hago también con la ilusión del que se enfrenta a un nuevo reto personal, el de vivir las fiestas desde dentro, conocer sus entresijos, su complejidad en la organización y a sus protagonistas.

Y por supuesto, las afronto con el respeto y la responsabilizad de gestionar un programa trabajado con esmero y cariño por un magnífico equipo, encabezado por María Rodrigo, la cual, tras cuatro años de dedicación, me cede el testigo.

Han sido ellos los que han trabajado duro con las peñas, con los barrios, con entidades sociales, culturales y deportivas para, entre todos, confeccionar un programa participativo que lleve la fiesta a la calle durante casi las 24 horas del día con cientos de actos para todas las edades y para todos los gustos.

Nuestras fiestas han sido siempre y serán un espacio en el que conviven la tradición y la modernidad. La tradición, que nos identifica como comunidad, que bebe en las raíces del tiempo y a la que no debemos renunciar nunca. Y la modernidad, que nos lleva a mirar hacia el futuro, que nos impulsa a prosperar y que nos sitúa en el mundo. La unión de ambas es lo que nos hace mejores y nos  permite mirar al mundo con una sonrisa.

Es esa sonrisa la que ilumina estos días nuestros rostros cuando nos topamos con los amigos de siempre, cuando nos reencontramos con aquellos que han tenido que salir a vivir fuera de nuestra ciudad y regresan durante las fiestas o cuando saludamos a los turistas que nos visitan estos días. Con esas sonrisas conseguimos una ciudad más amable, más feliz, más inclusiva, más tolerante y más respetuosa.

Deseo que, un año más, las fiestas de San Lorenzo sean unas fiestas de todos y para todos. Son siete días en los que se trastoca el ritmo tranquilo de la ciudad, y es bueno que este cambio, vivido con ilusión, nos sirva para emprender de nuevo la rutina diaria con energías renovadas.

No quiero acabar sin agradecer la dedicación y el esmero de todas aquellas personas para las que este periodo festivo supone más trabajo y esfuerzo. Personas sin las cuales no podríamos disfrutar de las fiestas sin preocupaciones: brigadas del Ayuntamiento, fuerzas de seguridad, bomberos, protección civil o servicios de limpieza.

La ciudad se tiñe estos días de blanco y verde, el aire se impregna de olor a albahaca, las caras se llenan de sonrisas y los ojos brillan de ilusión y emoción. Seamos felices y disfrutemos de la fiesta con intensidad y con civismo al grito de ¡VIVA HUESCA! ¡VIVA SAN LORENZO!

Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.